PRINCIPIOS DE FUNCIONAMIENTO DE UNA INSTALACIÓN EMIPULS

La fricción, la temperatura y la presión alteran el equilibrio natural del agua y provocan fenómenos como los depósitos de cal y la corrosión (óxido).

El sistema EMIPULS se basa en un campo magnético generado eléctricamente (sistema de impulsos electromagnéticos), cuya potencia varía según los modelos. Este tratamiento electromagnético restablece el equilibrio inicial a través de un proceso físico que afecta a la estructura de la cal.

Al contrario de lo que sucede con los procedimientos químicos, EMIPULS no destruye las sales minerales —sodio, calcio y magnesio— necesarias para el ser humano. El agua conserva estos componentes tan importantes sin que se formen depósitos de cal.

EFECTO DE LOS DISPOSITIVOS EMIPULS

Los dispositivos EMIPULS tienen dos efectos esenciales:

- Acción correctiva: limpian las incrustaciones en tuberías, electrodomésticos y equipos industriales. La limpieza requiere varios meses, aunque el tiempo total depende del grosor y la consistencia del depósito de cal.

- Acción preventiva: impiden la formación de nuevos depósitos de cal y óxido.

EMIPULS SWISS SA cuenta con una amplia gama de dispositivos, desde el tipo 05 al 50, que le ofrecen soluciones adaptadas a distintas aplicaciones, desde pisos o casas individuales a edificios de viviendas e instalaciones industriales o agrícolas.

¡PÓNGASE EN CONTACTO CON NOSOTROS!

EFICACIA

La eficacia de las instalaciones EMIPULS frente a los depósitos de cal y óxido es de casi el 90 %. El porcentaje restante debe permanecer en las tuberías, ya que evita la aparición de óxido.

Los dispositivos con tecnología EMIPULS ofrecen, actualmente, las mejores prestaciones del mercado: las características técnicas más avanzadas, una mayor eficacia y un efecto constante.

Además, el sistema EMIPULS funciona con independencia de la velocidad del caudal y de las variaciones de temperatura del agua.